jueves, 16 de junio de 2016

Cuida tus rizos al dormir con "La Piña"

Cuida tus rizos al dormir con "La Piña"


Muchas veces, varias personas me han comentado lo siguiente:
  • "¿Tienes que lavarte todos los días el cabello para darle forma nuevamente a tus rizos, cierto?"
  • "Es por eso que no me gusta el cabello rizado o no me quiero regresar a mi cabello natural, me tengo que levantar todos los días temprano a laborar y no cuento con tiempo y menos para demorar tanto, solo en el cabello. "
Y lo curioso que yo antes pensaba así, pero lo cierto es que dependerá de que tan largo tengas el cabello. 

Hay una técnica muy famosa llamada "La Piña" en la cual consiste en recoger tu cabello, quedando este en forma de piña.
Es una técnica que protege tus rizos al dormir, muy buena, fácil y cómoda. Pero solo puede ser implementada en cabello de mediano a largo, ya que se requiere recoger el cabello con una liga o cola.

La protección se da, debido a que como recoges tus rizos hasta la parte superior de tu cabeza, estos al dormir no se dañan ni se deshacen al momento de colocar tu cabeza sobre la almohada.

¿Cómo se realiza esta técnica?
  1. Colocas tu cabeza hacia abajo y empiezas a recoger tus rizos en la parte superior de tu cabeza.
  2. Con una cola o liga amarras el cabello. La cola o liga debe ser lo suficientemente holgada para que no te aplaste lo rizos, pero a su vez que te ajuste lo necesario para que tu cabello no se salga.
  3. Y listo...




Adicional:
Se recomienda usar un gorro de satín, 
  • Para así evitar la fricción y perdida de humectación que tendría el cabello si usaras otro materiales como la tela de algodón
  • Evita en gran medida la aparición de frizz
  • Evita que nuestro cabellos se enreden y  quiebren, lo cual sucede a menudo en otros materiales
Usar fundas de almohadas de satín.

jueves, 2 de junio de 2016

Me secuestraron!!!

Hola a todas....

Se preguntaran que pasó conmigo, pues aquí está la historia.

Yo fui, hace 3 años aproximadamente, otra persona que decidió pasar por la transición.
En esos momentos también me encontraba emocionada como muchas de las chicas en querer ser parte del movimiento "Natural Hair", de pasar por el "Gran Corte" y ver esos hermosos rizos crecer.

Pero mi emoción no fue tan fuerte para colaborar con la disciplina, dedicación y esfuerzo que esto requiere. Debido a esto me sentí como el que está en un vicio y recae nuevamente.



Ya comentado lo anterior, que pasó conmigo... Simple.

Me dejé crecer el cabello, tenía dos texturas (rizos y alisado), por un tiempo intente llevar ambas texturas, después de tener aproximadamente como 4 pulgadas, me hice el "Gran Corte", fue una decisión que no pensé mucho, solo lo hice.

Me corté todo el cabello alisado, estuve por un par de meses muy bien con el cabello corto y sin preocupaciones. El problema vino cuando el crecimiento de mi rizos era bastante (para mi era bastante :D ) y no encontraba la forma de acomodar esto en mi ambiente laboral (el cual nunca me prohibió mis rizos).

Gran parte de mis mañanas se complicaban: como arreglar el cabello "corto" y que se viera bien en mi trabajo. Me lo tenía que mojar para poder moldearlo, esto a su vez no se secaba del todo y mojaba mis camisas, la opción de usar el difusor no estaba entre mis planes matutinos.

También se unión mi falta de expertise en el manejo de cabellos rizados, y a pesar de que me documenté y vi videos, no lograba controlar de mi cabeza, al menos es lo que pensaba en ese momento.


Después a lo anterior, pasó aproximadamente 1 año y decidí regresar al alisado, relajante o desrizado como le quieran llamar.

Porqué no escribí más? Mientras aún tenía mis rizos, se me extravió mi contraseña de gmail y perdí el acceso a mi blogger, increiblemente después de 3 años intenté por varias semanas y logré recuperar mi cuenta.

En resumen mi cabello pasó por relajante y tratamientos de keratina una vez más (con una estilista dominicana que me ha tratado el cabello como si fuera yo), es verdad mi cabello está bonito y me ha crecido bastante a mitad de espalda, pero me quedé como se dice "con la espina", de querer saber como son mis rizos largos y en su máxima expresión.


Y aquí me encuentro nuevamente pasando por la "transición", porque considero que todas somos libres de decidir y cambiar de opinión cuantas veces queramos.

Nuevamente regresaré a este gran paso de mis rizos, pero decidí que esta vez no me haré el gran corte, hasta después de tener un crecimiento de los rizos aceptable para mi. Me enfocaré en la nutrición de ambas texturas y el mantenimiento de ambos cabellos.

Como sabrán eso no es fácil pero no imposible...

Twitter Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops